La joven barcelonesa Olivia Mandle lleva años luchando por los animales marinos y el bienestar del planeta. Su sueño es abrir el primer santuario para delfines de España. A su corta edad, es una de los más de 130 embajadores del Pacto Europeo por el Clima de la Comisión Europea, y ha sido reconocida como “joven inspiradora” por el Instituto Jane Goodall. Se embarca, próximamente, en La España Azul, la nueva iniciativa del aventurero Nacho Dean.

Fuente: El País