El sur de Asia está bajo el agua. Con lluvias que desde junio superaron por cuatro veces al promedio de los últimos 30 años, Pakistán se encuentra en una emergencia climática. Se ha informado qeu al menos 1,000 personas han perdido la vida y más de más de 33 millones se han visto gravemente afectadas por el fenómeno natural. Si seguimos la advertencia de los científicos con respecto al cambio climático, no nos queda mucho tiempo antes de que los desastres naturales sean irremediables.

Fuente: NATIONAL GEOGRAPHIC