La Ley 21.368 prohibirá que los locales de comida entreguen elementos de plásticos de un solo uso a los consumidores. Además, los supermercados deberán habilitar medidas para la utilización de envases retornables. 

La medida tiene por objetivo proteger el medio ambiente y disminuir la generación de residuos, a través de la “limitación en la emisión de productos de un solo uso en establecimientos de expendio de alimentos, el fomento a la reutilización y la certificación de los plásticos de un solo uso, y la regulación de las botellas plásticas desechables”.

En entrevista con CNN Chile, el ministro (s) del Medio Ambiente, Marcelo Fernández, explicó que le Ley 21.368 ordenará que en locales de comida los clientes no reciban “cubiertos, revolvedores plásticos, bombillas plásticas y ningún envase de plumavit”.

“La ley también establece que todos los supermercados van a tener que poner a disposición de los consumidores envases retornables para las bebidas y también recibir estos envases vacíos de vuelta, de forma tal de generar esta cadena en que vayamos retirando el uso de envases plásticos que no son reutilizables”, agregó.

En concreto, “lo que se prohíbe es el uso de elementos plásticos de un solo uso, por lo tanto, en el delivery o en estos locales se van a poder usar productos como biodegradables, compostables y que, por lo tanto, sí son amigables con el medio ambiente”

Fuente: CNN Chile