Charles Darwin, conocido por su teoría de la evolución, sugirió que los animales tienen la capacidad de sentir y pensar, similar a los humanos, una idea que fue vista como radical y poco científica por mucho tiempo. Sin embargo, recientes estudios han comenzado a reevaluar esta perspectiva. El profesor Lars Chittka, de la Universidad Queen Mary de Londres, ha descubierto que las abejas pueden realizar tareas complejas como contar, reconocer rostros humanos y usar herramientas. Además, su comportamiento cambia tras experiencias traumáticas, sugiriendo una forma de conciencia. Estos hallazgos han llevado a un cambio significativo en el pensamiento científico sobre la conciencia animal, no solo en animales complejos, sino también en especies más simples.

El profesor Jonathan Birch de la London School of Economics argumenta que hay una creciente tendencia entre los investigadores a explorar la conciencia animal, impulsada por una acumulación constante de evidencias que apoyan esta posibilidad. Este nuevo enfoque desafía la visión tradicional que asocia la conciencia únicamente con el lenguaje y la inteligencia, como propuesto por René Descartes. Birch sostiene que el hecho de que los humanos exhiban conciencia, lenguaje e inteligencia juntos no significa que estos rasgos deban estar siempre asociados en otras especies. Esta reevaluación sugiere que incluso animales considerados menos complejos, como pulpos, cangrejos y abejas, podrían tener algún nivel de conciencia.

A pesar de los avances, la definición de “conciencia” sigue siendo un tema de debate. El profesor Stevan Harnad de la Universidad de Quebec sugiere que el término “sensibilidad”, definido como la capacidad de sentir, puede ser más preciso. La doctora Monique Udell de la Universidad Estatal de Oregón, con formación conductista, propone que la conciencia puede evaluarse a través de comportamientos mensurables como el reconocimiento en espejos y la planificación. Mientras los científicos continúan explorando estas ideas desde diferentes ángulos, queda claro que el campo está en medio de un cambio radical en la comprensión de la conciencia animal, impulsando nuevas investigaciones y enfoques en el estudio del comportamiento animal.
Fuente: https://www.bbc.com/mundo/articles/c8442k940jjo

Comparte este artículo

Síguenos en nuestras redes

Contáctanos

Mándanos un mensaje y te responderemos a la brevedad.