El Jardín Infantil “Pequeños Pintores” está haciendo historia al convertirse en el primer establecimiento preescolar en Chile en medir su impacto ambiental a través del programa Huella Escolar de Kyklos.

Desde abril de 2024, este encantador jardín infantil ha estado inmerso en un emocionante proyecto que busca cuantificar y reducir su huella de carbono. ¿Qué implica esto exactamente?

En primer lugar, el equipo del Jardín Infantil “Pequeños Pintores” ha estado ocupado recopilando datos meticulosamente. Desde el consumo de energía y agua hasta el transporte y los residuos, cada aspecto de la operación del jardín ha sido minuciosamente examinado para comprender su contribución a las emisiones de gases de efecto invernadero.

Con esos datos en mano, viene la etapa de cálculo de la huella de carbono. Utilizando herramientas y metodologías estandarizadas, se ha determinado la cantidad total de emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con las actividades cotidianas del jardín. Este paso es crucial para comprender la magnitud del impacto ambiental y establecer una base sólida para futuras acciones.

 

 

Jardín Infantil "Pequeños Pintores"

El equipo del jardín infantil también está identificando áreas de mejora. Una vez que se ha calculado la huella de carbono, se analizan detenidamente los resultados para encontrar oportunidades de reducción de emisiones. Desde la eficiencia energética hasta la gestión de residuos, se están explorando diversas estrategias para minimizar el impacto ambiental del Jardín Infantil “Pequeños Pintores”.

Pero eso no es todo. Una vez que se complete el proceso de verificación de la huella de carbono, el establecimiento tiene planes ambiciosos de ingresar al programa HuellaChile del Ministerio de Medio Ambiente. Esta iniciativa nacional reconoce y apoya a las organizaciones comprometidas con la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, brindando una plataforma para compartir mejores prácticas y colaborar con otros actores del sector.

Finalmente, llegamos a la implementación de medidas de reducción. Con un plan de acción sólido en su lugar, “Pequeños Pintores” se embarcará en la emocionante tarea de implementar cambios tangibles para reducir su huella de carbono. Para esa misión cuentan con varias opciones, desde la instalación de paneles solares hasta la promoción del transporte sostenible.

En resumen, el Jardín Infantil “Pequeños Pintores” está liderando el camino hacia la sostenibilidad en el ámbito educativo chileno. Su enfoque proactivo para medir, reducir y mitigar su impacto ambiental no solo inspira a la comunidad de Quillota, sino que también establece un ejemplo valioso para otros jardines infantiles y colegios en todo el país. Con un poco de pintura verde y mucha dedicación, ¡el futuro de nuestros pequeños pintores se ve más brillante que nunca!

Comparte este artículo

Síguenos en nuestras redes

Contáctanos

Mándanos un mensaje y te responderemos a la brevedad.