Una región que cautiva por sus imponentes paisajes y bosques naturales es La Araucanía. Una belleza que, sin embargo, no ha estado exenta del impacto que pueden provocar en ella incendios forestales de gran intensidad como el que afectó en 2015 a esa zona y donde una de las áreas más dañadas fue la Reser
va Nacional China Muerta.
Expertos del Departamento de Ciencias Forestales de la Universidad de La Frontera (UFRO) , revelan que pese a la severidad del fuego que afectó a la Reserva Nacional China Muerta en abril de 2015, se observa un futuro esperanzador para las araucarias.
El equipo de expertos desarrolla un monitoreo in situ y tareas de restauración en la unidad de Conaf que están dando buenos resultados.
Fuente: Universidad de La Frontera.