La Escuela de Lenguaje Ilwen se ubica en la región de la Araucanía, en la localidad de Labranza. Desde allí, Carolain Painemil, profesora de educación diferencial en los niveles medio mayor y transición, nos cuenta cómo trabajan nuestro programa Interescolar Ambiental.

La Escuela Ilwen se sumó al Interescolar el año 2021, “nos llegó un correo invitándonos a participar de las diferentes actividades orientadas al cuidado del planeta, como para fomentar la educación ambiental en nuestros niños y niñas, quienes son los agentes de cambio de hoy”, señala Carolain. Al recibir la información del programa, decidieron participar “principalmente porque el Interescolar es una herramienta que nos entrega una variedad de oportunidades, para generar nuevos aprendizajes en nuestros niños y niñas que están iniciando su formación, fomentando así desde la infancia la educación ambiental. Por otro lado, aporta en nuestro sello educativo, que está enfocado al reciclaje como una manera de contribuir con el cuidado del planeta y a la vez generar en nuestros estudiantes conciencia, amor, respeto, por la protección al medio ambiente”, dice la profesora.

Desde que ingresaron al Interescolar, Carolain y los docentes de la escuela, utilizan las diferentes actividades propuestas de forma transversal en sus planificaciones semanales, relacionándolas a los diferentes ámbitos que componen el curriculum de educación parvularia, “principalmente a los núcleos de convivencia y ciudadanía, como exploración del entorno natural. También vinculamos algunas de las actividades a nuestro plan de la gestión de la convivencia escolar, como a la celebración de nuestro aniversario, desarrollando así actividades orientadas a generar conciencia y trabajar la educación ambiental con toda la comunidad educativa”, cuenta.

En ese sentido, agrega que “los niños sienten alegría cada vez que participan del Interescolar. Esto lo podemos notar en el entusiasmo y energía que le dedican a cada una de las actividades, las cuales vamos adecuando de acuerdo a la edad y nivel de nuestros niños, con el fin de que todos puedan participar y aportar desde sus posibilidades. Hemos generado un cronograma de trabajo, para poder abordar los diferentes temas que propone el Interescolar relacionado a la autoestima académica, motivación escolar, clima de convivencia escolar, participación y formación ciudadana y hábitos de vida saludables. Designando así un día especifico a la semana, para abordar temáticas ambientales y subir evidencia a plataforma y redes sociales del trabajo realizado por nuestros niños y niñas de los diferentes niveles educativos”, señala Carolain.

Respecto al programa y la ayuda que ha significado su implementación, dice que “el Interescolar no has ayudado, entregándonos herramientas y diversas alternativas de cómo abordar temáticas ambientales en nuestra comunidad educativa, como también a generar instancias de nuevos aprendizajes acorde a nuestra realidad y considerando todas las edades, lo que es muy positivo, ya que fomenta el cuidado de nuestro planeta desde la educación parvularia”.

Por el momento la Escuela Ilwen solo ha desarrollado las actividades de educación ambiental y mejora del clima en el aula que entregamos en nuestro portafolio, “siendo parte de las actividades destacadas del mes, acompañadas de las actividades semanales que realizamos como escuela, para dar respuesta al trabajo en plataforma”, dice Carolain. Y hasta la fecha han realizado 36 actividades aproximadamente del Interescolar, sin embargo, es importante mencionar que como escuela comenzamos a realizar actividades desde el mes de julio, que fue cuando por primera vez nos llegó el correo con la invitación, para participar”, señala. “Todas las actividades no han gustado, porque son entretenidas, variadas, se vinculan con nuestro sello educativo y a la vez nos aportan nuevos aprendizajes, relacionados a la educación ambiental. Lo que se ve reflejado en acciones que realizan nuestros niños y niñas a diario en la escuela, por ejemplo: en la escuela ellos reciclan envases de Tetra Pak y de yogurt. Cuando realizamos la actividad de Baldomero el vertedero, aprendieron a reciclar papel, lo que fue significativo, ya que nos pudimos dar cuenta que cada actividad que realizamos deja un aprendizaje importante para cada uno de ellos”, agrega.

A la Escuela de Lenguaje Ilwen, el Interescolar Ambiental le ha servido para profundizar la sensibilización por el cuidado del planeta tanto sus estudiantes como en las familias. Como ellos, hay muchos establecimientos en todo Chile que usan nuestro programa, si tú eres uno de ellos y quieres contarnos cómo lo has utilizado, escríbenos a interescolar@kyklos.cl ¡te leemos!