El liceo ubicado en Pitrufquén, región de La Araucanía, comenzó hace poco a implementar la educación ambiental, primero entusiasmando a los estudiantes y luego a los apoderados a través de sus redes sociales contándoles qué estaban haciendo los alumnos. Parte de las actividades que destacaron fue la ceremonia de premiación a la que asistieron los estudiantes que se sumaron a la Hora del Planeta. «Nunca ha sido mi intención premiar a los niños por cuidar al planeta, es algo que debemos hacer porque es nuestro deber, pero los quise ir entusiasmado. Siento que es una bola de nieve que ha crecido de a poco y va cada vez más grande, ya la próxima semana vamos a hacer una feria de trueque y están todos entusiasmados», dice Yesenia Curihual, profesora de Ciencias Naturales de primer ciclo.