La cotorra argentina es una especie exótica no nativa que está cada vez más presente en nuestro país. Fue introducida en los 70 como mascota y liberada accidental o intencionalmente se han adaptado a el clima y dieta transformándose hoy en una plaga en la RM.
Los nidos, que van aumentando de tamaño al incorporar nuevas cámaras, pueden pesar hasta 200 kilos transformándose en un peligro en caso de caer. Además pueden transmitir enfermedades (parásitos), afectar a otras aves y eventualmente, al llegar a zonas rurales, tener efectos negativos en la agricultura.
FUENTE: EL MERCURIO