Luego de presenciar el taller de almácigos junto a Kyklos, el colegio Galileo Galilei de Villa Alemana organizó su jornada de trasplante de sus almácigos hacia un huerto creado en el mismo establecimiento. Cada estudiante con ayuda de sus educadores se encargaron de plantar su almácigos y seguir con los cuidados necesarios para mantener vivo este lugar en el colegio. Cuando los estudiantes se involucran en los procesos, se comprometen a cuidar el futuro de sus espacios verdes.